Entrevista a TMATNB (The Morning After The Night Before)

02/05/2021 — Noticias

TMATNB es un trío Barcelonés, que nos ha hecho descubrir un nuevo subgénero; la música electrónica de resaca, que nos traslada a aquellos momentos tanto melancólicos que sentimos después de una noche de fiesta. Los componentes del grupo, Betu Molero, Marc Minguella y Jandro Giner lo saben mejor que nadie, y son los que nos transmiten estas emociones a través de sus canciones. Por eso este mes de abril los hemos querido entrevistar, y saber más sobre ellos, así como de su trayectoria artística y como grupo musical. Ya que los podremos ver en directo el sábado 22 de mayo en Andorra la Vella, en el marco de la octava edición del Festival Ull Nu. Para vivir en directo su primer EP, y quien sabe … si alguna novedad más!

Por eso y mucho más, los puedes conocer mejor gracias a la entrevista que hemos llevado a cabo, o escuchando sus temas desde sus redes sociales (Spotify, Youtube, Instagram, Facebook, etc)

Primera y evidente pregunta: ¿porque este nombre tanto complicado de pronunciar y difícil de memorizar?

Con este nombre, ya de entrada nos hemos ahorrado los mayores de 40 años. Es imposible que aprendan a pronunciarlo y menos lo que quiere decir. Si que es complicado, pero una vez te la aprendes ya está. El nombre de la banda, en este caso, condiciona lo que hacemos. Nuestra música es remite al estado de ánimo que se tiene la mañana posterior a una noche de fiesta. «The morning after the night before» era un título demasiado largo y decidimos, erróneamente (río), poner las siglas. El nombre viene de una canción del anterior grupo que teníamos con el Mingu, uno de los otros componentes. Cogimos el universo de aquella canción y el quisimos explorar después de vivir un tiempo en Berlín, donde descubrimos otro tipo de fiesta, otro tipo de noche y otro tipo de techno. Allí la cultura de club es cultura de verdad. Entrar en este mundo y vivir su noche nos pareció interesante para tratarlo en nuestra música. Como catarsis siquiera. Nuestro primer EP narra este tráfico emocional entre la entrada a un club hasta que vas a casa a dormir.

Tú y Marc Minguella ya estabas en una banda. ¿Porque decide formar TMATNB?

Un momento! Esta entrevista se graba y se cuelga?

No, no! La transcribimos por el blog.

Ah! Suerte! Me habría puesto guapo. Perdona … La pregunta era? Si Marc Minguella qué?

¿Por qué decide crear esta banda cuando ya teníais otra?

 Con Marc nos hemos entendido siempre muy bien. Tocamos juntos desde los 19 años y él es músico desde los 7. Siempre le he ido llevando temas o cosas que escucho y que me parecían interesantes. Él lo exploraba a nivel musical y yo ponía la letra. De ahí nace esta simbiosis. A esto se añade el hecho de que me fui a Berlin, como he comentado antes y decidimos pasar del rock y el grunge a explorar la música electrónica. A partir del «click» inicial fue fácil. El nombre ya nos dijo hacia dónde queríamos ir.

La paradoja aquí es que sacamos el 1er EP en febrero de 2020 y justo un mes después nos confinaban a todos. De vez vivíamos en un mundo donde no existía la fiesta ni la vida social y, si me apuras, la resaca! Y si en había era diferente a la que relatamos en nuestro disco o en nuestra música. Era más bien una resaca individualista, solitaria … Entonces claro, fue un choque brutal! Pensábamos que en 15 días esto ya pasaba y fuimos viendo que iba para largo. Nos cancelaron 12 bolos, y perdimos toda la promoción que teníamos a medios, que era bastante. Como nacimiento de la banda fue un desastre absoluto. Acabábamos de hacer vinilos y de comprarnos una mesa de sonido para ensayar y tocar asegurando el sonido que queríamos! A nivel de banda, fue un desastre, pero también te digo que obviamente después nos lo tomamos como una broma de mal gusto que encajaba con las letras irónicas del grupo.

En este punto tampoco nos dedicábamos a la música completamente. No dependíamos de la música para llenar el bolsillo. Entonces nos lo tomamos con calma, con filosofía y aislar un poco de todo. Cuando decretaron que esto duraría más de lo esperado, nos pusimos a trabajar en nuevos temas y en pre-producir el 2º EP a distancia. Vimos salir adelante con la mentalidad de que esto acabaría algún día.

Es curioso que formes un grupo que habla de la resaca y de repente prohíben la fiesta y la vida social. Entonces piensas: hostia, que te queda? Pero a partir de este punto la banda decidió ir hacia nuevos caminos y aprovechar el tiempo.

Nos has hablado de sus raíces punk o grunge, pero ¿cuáles son vuestros referentes de música electrónica? Dónde ve a buscar fuentes de inspiración? ¿Y podríamos decir que la vuestra es una electrónica melancólica?

Quizás me repito durante toda la entrevista y no lo tenía previsto. Pero para mí, the morning after the night before, es un estado de ánimo que me inspira. No sólo en relatar la resaca, sino en el relato de lo que ocurre después de un día y una noche que hacen que te levantes de una cierta manera. Si te has pasado tres pueblos, el día siguiente te levantas hecho una mierda. O si un día se te muere un familiar cercano te vas a dormir y al día siguiente tienes que digerir muchas cosas. Este proceso onírico a través del sueño para afrontar de nuevo la vida me inspira más allá de la resaca, y por ello el 2º EP irá un poco por otros caminos como veréis.

A nivel de referentes … curioso. Yo comienzo escuchando únicamente rap de pequeño, de ahí paso a los Red Hot Chilli Peppers y descubro todo el mundo del rock de los 70 como: Led Zeppelin, Deep purple, Black Sabbath. Y posteriormente acabo en el rock de los 90 de Seattle. En mi caso veo complicado empezar por Aparato, por ejemplo. Lo que hemos ido haciendo tanto el Mingu como yo, bebe mucho de cosas que nos han gustado en el pasado.

Aunque no lo parezca, pero si que nos ha formado como creadores. Actualmente estoy mucho en la electrónica atmosférica, cercana al synthpop o al deep techno.

Un gran referente personal es Thom Yorke. Me gusta mucho como consigue ir de un lugar muy pequeño su hasta crear un discurso global que la gente termina abrazando. Me gusta la forma en que convierte algo dramática o incluso trágica en algo precioso. Y eso es una de las cosas más complicadas de hacer o transmitir en el arte en mi opinión.

A nivel visual, ¿la banda hacia donde está pensando ir? ¿Hemos visto un par de videoclips hasta el momento, pero que es lo que le interesa?

La imagen de la banda es algo que intentamos cuidar mucho. Ahora mismo con estos 2 videoclips ya nos damos por satisfechos. También por una cuestión de recursos económicos, no te voy a engañar. Pero si que cuidamos que cada single del EP que vamos sacando tenga su propia imagen. Todo son obras de @laparanoia, donde de cada idea se crea un collage.

Otro aspecto que estamos trabajando en cada lanzamiento, es que pedimos a un artista que nos mola que haga su propia interpretación visual de la canción. A veces ellos solos, a veces en diálogo con nosotros.

Tu papel como Betu. Nosotros te hemos visualizado siempre pilotando la nave de Serielizados y como un fanático de las series. Esta experiencia aporta a TMATNB, o son 2 BETURIA diferentes?

Es la misma persona, porque soy yo, pero si que son 2 cerebros diferentes. Sin duda. Mi rol en Serielizados más allá de hablar de series en iCat o escribir a TimeOut, es sobre todo hacer de gestor cultural y pensar en acontecimientos en el entorno de este mundo. También trato de crear industria de series local. Me atrevería a decir que juego un papel más empresarial en ese ámbito aunque hay parte creativa. Es mi curro, básicamente. La música para mí, aunque suene a tópico, es aquella cosa terapéutica que te ahorra de ir al psicólogo.

Ahora que parece que se está reactivando todo, si que aquí nada tiene conciertos. Ahora parece que todo vuelve a ponerse en su sitio. ¿Os inspira? ¿Os motiva más?

El confinamiento nos afectó como he dicho por la cancelación de los bolos, y esto hizo que no supiéramos cómo sonábamos en directo! Si en un local, pero es totalmente diferente. Al estar componente a distancia pasándonos material de mil formas diferentes, terminamos haciendo por fin un primer bolo en la TV, en Betebé. Y hostia! Aquel bolo fue un: «wow! Como entra eso! «. Realmente es otra movida. Una canción creo que no se completa hasta que no suena en directo. Especialmente en el caso de las bandas, en que debe haber compenetración entre los miembros. Esto termina siendo mágico y también termina completando el sentido del grupo y sabiendo si lo que haces tiene sentido o no, especialmente viendo la respuesta del público.

Ahora mismo tampoco anima demasiado hacer los conciertos con la gente sentada y con mascarilla. Nosotros hacemos música para que la gente baile! Hay canciones que son más «pista» que otros, y lo que queremos es que la gente note los graves y esté en un determinado estado de inmersión con la música que hacemos. Y claro, con la gesto sentada, todo esto es pierde.

Poco a poco si que intentamos adaptarnos y hacer aportaciones al directo. En el último concierto en La Nau de Barcelona presentamos una nueva puesta en escena con luces en el escenario y, sin duda, hizo que la experiencia, a pesar de estar sentados, fuera más interesante. Pero vaya, seguimos con muchas ganas de que la gente pueda estar de pie y sentir la música que hacemos como toca.

¡Ahora toca el Ull Nu! Primer bolo en Andorra. ¿Tiene preparada alguna sorpresa?

Si, ¡claro! Será el primer bolo que haremos con el ¡nuevo disco publicado! Nos hace mucha ilusión tocar justo el día después de publicar el disco. Posteriormente nos vamos al Festival EMAC de Burriana, Valencia y en Barcelona lo presentaremos en El Pumarejo.

Pero ¡si! Podemos decir que venimos a hacerle el estreno en Andorra.

¿También ha hecho vinilos del 2º EP?

No! No! No! No! (Risas). En este caso hemos parado la máquina de hacer vinilos porque todavía tenemos que vender los del 1er disco. Como el mundo se ha parado, nos hemos quedado con los vinilos en un cajón. Tenemos muchas ideas de merchandising, el tema es que nos hemos centrado en trabajar el directo. Y más ahora que con 2 discos podemos hacer un buen concierto en directo. Estamos trabajando para ofrecer algo que sea más que un concierto en el sentido de escuchar únicamente audio. Queremos que sea una experiencia audiovisual completa y que te haga entrar en la paranoia.

Es decir! Que lo que esperamos del Ull Nu es que haya un buen subwoofer, unas buenas luces de contra y una máquina de humo potente! Tenemos muchas ganas de venir. Llevando también un festival la movida que supone y lo difícil que es. Me hace muy feliz venir con la banda.

Comparte esta Noticia